Va a ser figura grande

Captura de pantalla completa 13052014 154547.bmpRomán, que vestía su hechura de jovenzuelo con traje corinto y oro, se presentó ante la primera afición del mundo rozando la gloria de la puerta grande. Anduvo por la plaza con la seriedad de un matador de toros y templó los nervios del debut como si estuviese curtido en mil batallas. La novillada, desilusionante. No le gustó a Ricardo Gallardo ni a ninguno de nosotros. Los dos antagonistas del novillero valenciano-galo acabaron rendidos al imán de su muleta. Román abrió los caminos y marcó el recorrido del muletazo a su primero, mansón y violento, al que le planteó una faena de poder en la que por momentos le tragó lo que le deben de tragar los toreros machos, muy del gusto de la afición de Madrid. La muleta abajo venga o no venga a cuento. Por sendos pitones y todo eso, sin que el novillo quisiera pelea. Los asistentes allí rugieron en una tanda excelsa de sometimiento y temple por el pitón derecho. Lo pasaportó con habilidad apegado en tablas, donde se desarrolló toda la labor muletera. Hubo petición de oreja pero todo quedó en una clamorosa vuelta al ruedo en la segunda plaza más grande del mundo. A segundo – el quinto- le acabó cortando la oreja, como resumen triunfal de meterse a Madrid en el bolsillo desde el primer momento con una actitud y una seguridad incontestables. Abanto, rebrincado y calamocheador resultó el segundo enemigo del valenciano. Tiró de él con autoridad y gobierno y puso como broche de oro unas ajustadísimas bernadinas. Lo pasaportó con una estocada remendado con un golpe de verduguillo. Interesó y agradó a la afición venteña y el presidente le concedió la deseada oreja.

A José Garrido se le vio muy entregado toda la tarde. El extremeño dejó pinceladas con gusto y oficio ante su primero, subrayando algunos derechazos de limpia ejecución. Ante el que cerró plaza demostró su ambición esperando al novillo en la puerta de chiqueros.

El sevillano Mario Diéguez, de extraordinarias maneras, no tuvo suerte en sus oponentes. Lució algún muletazo suelto y fue volteado en su primero sin consecuencia.

Madrid, 12 de mayo de 2014. Novillos de Fuente Ymbro, bien aunque desigualmente presentados y dispares de juego. Destacó el buen primero y mansearon los restantes, descompuestos y sin entrega. Mario Diéguez, ovación con saludos y silencio tras aviso; Román, vuelta al ruedo tras petición y oreja; y José Garrido, silencio en ambos. Entrada: Tres cuartos. Jesús Díez “Fini” saludó tras parear al sexto.

Anuncios

Si tu intención es insultar o faltar al respeto con tu comentario, estás perdiendo el tiempo. Gracias por tu comprensión.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s